Volver a principal

GUÍA DE USO

REFERENCIAS

Uno de los objetivos que se buscó al  preparar esta Biblia era el de hacer el estudio de la misma más ágil y de esta manera aprovechar las más de 6.000 de referencias que se encuentran en el Santo Libro. Esto es particularmente útil para ampliar los datos sobre un tema que querremos profundizar, especialmente para aquellos que preparen sermones o simplemente quieran adentrarse en el estudio. Para lograrlo se utiliza el sistema de enlaces a destinos ya fijados, como en el caso que sigue.
 

4:11 Y dijeron todos los del pueblo que estaban a la puerta con los ancianos: Testigos somos. Jehová haga a la mujer que entra en tu casa como a Raquel y a Lea, las cuales edificaron la casa de Israel;    y tú seas ilustre en Efrata, y seas de renombre en Belén.

 

Si nos posicionamos sobre el botón azul (pueden probarlo en este mismo ejemplo), aparecerá un cuadro de texto que nos indica en que  pasaje de la Biblia hallaremos la historia a la que se hace referencia en lo que acabamos de leer.

Por otra parte, en el ejemplo que sigue, el cual corresponde al subtítulo que precede a San Mateo capítulo 8, versículo 1, vemos los enlaces (en color azul)  a los otros libros que relatan el mismo episodio de la cura del leproso, en este caso los evangelios según San Marcos y según San Lucas.
 

 

Capítulo 8 Jesús sana a un leproso
(Mr. 1.40-45; Lc. 5.12-16)

 

Si leemos los tres pasajes, veremos que no hay muchas diferencias entre si, pero hay algo que ni Mateo ni Lucas contaron, pero que si lo hizo Marcos y que determinó que Jesús no pudiera entrar cómodamente a las ciudades a predicar.

Cabe aclarar que los enlaces nos posicionarán en el principio del capítulo donde se encuentra el pasaje destino. Es asi que el último enlace del ejemplo anterior (Lc. 5.12-16), nos llevará a Lucas capítulo 5, versículo 1. Entonces deberemos bajar la pantalla hasta ubicar el versículo 12, donde comienza la referencia, y además recordar que la misma concluye en el versículo 16. Esto también se aplica a los botones azules. Dado que el botón sólo indica la presencia de un enlace, es necesario posarse sobre él, leer el  pasaje al cual hace referencia y, recién entonces, hacer clic.  

TIPOS DE REFERENCIA

Encontraremos referencias de los siguientes tipos:

Sal. 23. 1                      La más simple, ya que se refiere a un solo versículo,
                                    el 1ro. del  capítulo 23 de Salmos.

Hechos 12. 10, 17         En este caso los pasajes a leer serán Hechos capítulo 12,
                            
       versículos 10 y 17.

Marcos 1. 40-45            En éste, el pasaje comienza en el versículo 40 y finaliza
                                    en el 45 (inclusive) de San Marcos capítulo 1.

Génesis 29. 31--35. 18   A diferencia del anterior texto, notemos la presencia de
                                    dos guiones que indican que el pasaje a leer empieza en

                                    el capítulo 29, versículo 31 y se extiende hasta el

                                    capítulo 35,  versículo 18 del libro de Génesis.

Salmos 52 (título)           La referencia es sólo al título del salmo citado.
 
 
 
 

ACLARACIÓN SOBRE EL LIBRO DE LOS SALMOS

Debido a su extensión (150 capítulos) y para evitar largos tiempos de descarga, se fraccionó el mismo en 5 libros, siguiendo el orden en que esta dividido originalmente, esto es: Libro I, desde el capítulo 1 al 41; Libro II, desde el capítulo 42 al 72; Libro III, desde el capítulo 73 al 89; Libro IV, desde el capítulo 90 al 106 y Libro V, desde el capítulo 107 hasta el 150.
Esta separación no se visualiza en el cuadro de texto que aparece al posicionarnos sobre el botón de enlace. En el mismo aparecerá solamente "Salmos" junto al número de capítulo correspondiente.

 

BÚSQUEDA DE TEXTO

Es posible que queríamos ubicar algún pasaje bíblico que recordemos vagamente o que no sepamos donde se encuentra. Para lograrlo podemos usar la combinación de teclas Ctrl+F (tanto en Explorer como en Netscape), donde deberemos ingresar una de las palabras que recordemos del versículo deseado. Es recomendable elegir la palabra de más difícil aparición para acotar la búsqueda y respetando siempre los acentos de las mismas. Esto para el caso en que la página abierta sea la que contenga el pasaje buscado.
En caso que no sepamos en que libro de la Biblia se encuentra lo que buscamos, y siempre que previamente hayamos bajado La Biblia entera y ya la tengamos en nuestra computadora, deberemos usar el buscador del Sistema Windows. Esto se logra clickeando con el botón derecho del mouse en Inicio, Explorador. Una vez en el Explorador de Windows vamos al menú Herramientas, Buscar, Archivos y Carpetas. Se abrirá una ventana de diálogo. Dejemos en blanco el primer espacio (nombre) y vamos al segundo, donde escribiremos la palabra o frase que recordamos exactamente. Por último debemos ingresar el directorio en donde tenemos instalada La Biblia, si es que no nos posicionamos antes en él. Los resultados nos mostrarán los libros en los cuales se halla esa palabra o frase. Una vez abierta la página que contiene el libro, hay que utilizar el buscador del navegador, tal como explicamos más arriba.


Volver a principal


arriba

Copyright © 2000 - Todos los derechos reservados - PandoraDesign